Comentario Obra Riupla 1
Comentario Obra Riupla 1
Comentario Obra Casa Mesquida
Comentario Obra Casa Arenas-Fradera
Comentario Obra Casa Newiss
Comentario Obra Casa Iturriaga
Miguel Barca Mir - Iglesia Evangelica de Mahon
Miguel Barca Mir - Los Popes
Miguel Barca Mir - Borrón y cuenta nueva
Miguel barca Mir - Comentario obra Casa Iturriaga

Foro Illa del Rei I
Contra típicos y tópicos IV
Comentario obra Casa Gabilondo
Comentario concurso Estacion Maritima Ciudadela
Comentario obra Iglesia Evangelista
Mahón
Comentario obra Casa Coromina
Contra típicos y tópicos II
Contra típicos y tópicos I - Cami de Cavalls
Crónica de la verdad
Comentario obra Club Maritimo Mahón
Comentario obra Binibeca Club
Comentario obra C.Comercial Son Bou
Comentario Obra Casa Magdaleno
Museo de Menorca
Comentario Obra - Casa Nuria
Biosfera
Parque Es Freginal II
Crimen perfecto
Comentario obra C.Comercial Cala LLonga

Miguel Barca Mir
06/05/1990


Procuremos no pecar de trascendentes ni de ingenuos., de sobra sabemos que crimen sin culpable no es tal y nunca obtiene reparación. Mahón 6 de Mayo de 1990. Los hechos, -sin fechas-, comienzan el día en que alguien de fácil ejecutoria consigue que el ministerio correspondiente –MOPU- dedique parte de su esfuerzo inversor a mejorar la ribera. A continuación, se inicia el engorroso periplo de las ideas, los proyectos, los reformados, las deficiencias, informes y contrainformes, consultings de expertos y asesores de imagen. Al final /principio/ las obras. En los primeros momentos, mientras se desenvuelve el misterioso “regalo", la expectación es tensa, reverente, silenciosa y emocionada . . No falta, desde luego, alguna lágrima nostálgica por la silueta perdida pero.....el progreso, como la edad, ya sabemos que no perdona. Paciencia, resignación ,--dos virtudes /¿defectos?/, que los isleños derrochamos con gran generosidad – y esperanza de que las “mejoras” compensarán la derrota del romanticismo. A la sazón habíamos ya perdido la proporción, la escala ,/inevitable/ , pero también la suave transición tierra-mar que permitían los “llanagais y escaletas”-/ no tan inevitable/. Continúa no obstante la proverbial resignación al tiempo que la expectación se acentúa ante el progresivo descubrimiento de lo ignoto De repente los manoteos se aceleran,, los envoltorios crepitan y, rápidamente, uno tras otro , se revelan a nuestra curiosidad ,casi infantil, las “perlas de la corona" que, por su valor inculpatorio, no me resisto a relacionar: 1. Saliendo de nuestra casa . • Pavimento de calidad a comprobar. • Postes de hierro en cantidad insólita, innumerables, ¿ Innombrables?. • Una cantidad semejante de troncos – futuros arboles de copa frondosa y hoja caduca. • Una cantidad idénticas de farolas de geometría aún por desvelar. A continuación la calzada, desmesurada a juzgar de unos e insuficiente a juzgar de otros. Sana controversia que mantiene despejadas las mentes y cohesionados los pueblos. 2. Llegando al mar. • Muro, -murete- de hormigón armado. • Asentadero del mismo material. • Torretas de servicios. • Norays y ....salto a bordo – o al vacío-. Con todo ya desenvuelto comenzamos a cavilar sobre su colocación cruzando apuestas sobre qué pieza primará sobre qué otra y conjeturas sobre el aspecto final del rompecabezas. Al fin, la solución. Con rapidez de prestidigitador, la mano ,todavía misteriosa, coloca las piezas 1.b.c.d. – postes, árboles y farolas-, en densa fila marcial frente a nuestras puertas, defendiéndonos,- así parece-, tanto de eventuales invasiones motorizadas como de ver y ser vistos por quienes surcan la mar. Esperamos que esta línea defensiva no se complete con una aristocrática cadena entre los postes. Sigue la calzada. Sin mas comentarios. Más alla, ¡ el redoblar de tambores, el “mas difícil todavía”. Al peatón que haya conseguido salvar los anteriores obstáculos, - cargado o con las manos en los bolsillos- se le regala el muro –murete-,¡ tropezón de hormigón.¡ Que baje el cielo y lo vea!. Como el obstáculo no es insalvable, los asentaderos, también de hormigón, se han dispuesto frontalmente, en linea que seria exagerado llamar continua, aunque no tan exagerado si se contempla desde la perspectiva de un motorista . Nada que decir respecto a las torretas de servicios, salvo que resultan muy oportunas y que son el único elemento, junto a los norays, que se tienen ganado el sitio por mérito propio. ¡ En fin¡....,como traca final disponemos de un espectáculo , luz, diseño, secuencia, del que por el momento no conocemos la luz ni el diseño pero cuya secuencia lo asemejan a una... ¿parada de lanceros? , que de nuevo nos defienden, cual reja ciclópea, de ver y de ser vistos desde el mar. Expuestos los antecedentes y para finalizar, sugerimos algunas preguntas para que sean formuladas en publico o en privado, ante las instituciones o el pueblo, por patricios y plebeyos. ¿ Opina usted que se ha perpetrado un delito? En su caso, ¿ tiene usted alguna idea de quién o quienes pueden haber sido culpables?. ¿ Tiene usted alguna reclamación o sugerencia que hacer?