Comentario Obra Riupla 1
Comentario Obra Riupla 1
Comentario Obra Casa Mesquida
Comentario Obra Casa Arenas-Fradera
Comentario Obra Casa Newiss
Comentario Obra Casa Iturriaga
Miguel Barca Mir - Iglesia Evangelica de Mahon
Miguel Barca Mir - Los Popes
Miguel Barca Mir - Borrón y cuenta nueva
Miguel barca Mir - Comentario obra Casa Iturriaga

Foro Illa del Rei I
Contra típicos y tópicos IV
Comentario obra Casa Gabilondo
Comentario concurso Estacion Maritima Ciudadela
Comentario obra Iglesia Evangelista
Mahón
Comentario obra Casa Coromina
Contra típicos y tópicos II
Contra típicos y tópicos I - Cami de Cavalls
Crónica de la verdad
Comentario obra Club Maritimo Mahón
Comentario obra Binibeca Club
Comentario obra C.Comercial Son Bou
Comentario Obra Casa Magdaleno
Museo de Menorca
Comentario Obra - Casa Nuria
Biosfera
Parque Es Freginal II
Crimen perfecto
Comentario obra C.Comercial Cala LLonga

Miguel Barca Mir
16/09/1995


 


 


Diario Menorca


Mahón 16.09.95


 


 


            Sr. Director


 


                        Con el ruego de su publicación, le remito el escrito que sigue:


 


 


            He visitado recientemente el Museo de Menorca y sin obviar el interesante debate sobre el proyecto museístico, que seguro merecerá comentarios mas anchos, mas largos, mas profundos y mas expertos, quiero centrarme en un detalle cuya subsanación considero urgente a tenor de la manifiesta perplejidad que produce a buena parte de sus visitantes.


 


            Como cuestión previa quiero aclarar que, en mi opinión, nuestro museo debe cumplir esencialmente una función didáctica de amplio espectro, una función diplomática como filtro osmótico de nuestra cultura y una función comercial como bien cultural preciado, cuyas virtudes trascienden su temporalidad impregnando y haciendo más atractivas todo el resto de actividades y mercaderías que ofrecemos actualmente los Nativos.


 


! Pues bien ¡ , los textos explicativos, pictogramas e indicaciones de toda índole, que son elementos fundamentales para hacer comprensible y atractivo cualquier producto y muy especialmente aquellos que alimentan los apetitos del alma y el intelecto,- están exclusivamente grafiados en nuestra propia lengua.


 


Querría  obviar toda simplificación nacionalista de cualquier signo.


 


Querría también creer que todo es producto de la premura y precipitación urgidas por la necesidad de inaugurar en las fechas en que somos masivamente visitados y podemos demostrar nuestros pequeños tesoros con más orgullo y mayor eficacia.


 


De no ser así, nos encontraríamos frente a un gesto autárquico, integrista y miope que entrañaría además una aberración didáctica, un insulto diplomático y un dislate comercial.


 


Sugiero pues, que toda la información sea traducida como mínimo a las dos lenguas de la Comunidad Autónoma, tres mas de la Comunidad Europea y, si fuera posible un lujo cultural, a la lengua propia de nuestros antepasados, autores de lo que exhibimos.


 


Una sencilla e imprescindible gestión que situaría al museo en un cómodo punto de partida para afrontar el debate de sus esencias sin rémoras de protocolo.


 


 


                                                                                   Fdo. Miguel Barca Mir